Radiaciones por antenas 5G, 4G y sus afectaciones en la salud

¿Qué tanto daño hace las radiaciones de las antenas?

1.-Las radiaciones están por todos lados, desde las que emite nuestro astro rey todas las mañanas, hasta la luz que emana de los focos que encendemos todas las noches, las televisiones, pantallas de computadoras y antes imagínense la cantidad de radiación que emitían las antiguas pantallas de TV y de computadora, consistían en un tubo que emitía rayos catódicos. 

2.-La radiación ionizante es capaz de alterar estructuralmente los átomos, ésta proviene de muchas fuentes, inclusive del suelo mismo, de la naturaleza y la que ocasiona el hombre como los rayos X. A dosis altas puede ser perjudicial para la salud, pero ésta a dosis adecuadas puede ayudar a curar varios tipos de cáncer.

3.-La radiación electromagnética, como la luz, la radiación infrarroja o de radio, consiste en un flujo de partículas subatómicas llamadas fotones que viajan en forma de onda. En el caso de la luz, la longitud de esta onda define los colores que podemos ver. Si la longitud de la onda de la luz que nos llega es más corta, veremos el color violeta. Si es más larga, veremos el color rojo.

4.- Nosotros no somos capaces de ver las ondas de radio y las ondas microondas, que son más alargadas y de menor energía. Tampoco podemos ver los rayos ultravioletas o los rayos-X, pues su longitud de onda es tan corta que el ojo humano no puede percibirla. Es más, estos últimos rayos son un tipo de radiación electromagnética más energética que la luz visible, lo suficiente como para poder producir cáncer en los seres humanos.

5.- El tipo de energía que producen los rayos ultravioletas o los rayos-X se llama energía ionizante. La característica principal de este tipo de energía es que es lo suficientemente energética como para remover electrones de los átomos, lo que puede dañar a las células de nuestro organismo y causar cáncer. Recordemos que nuestras células se componen átomos.

6.- En contraste, el cuerpo humano puede estar expuesto a radiación no ionizante, como la emitida por las antenas, y no padecer ningún mal. De hecho, según el National Cancer Institute de los Estados Unidos, no existe evidencia de que la radiación no ionizante genere cáncer. De la misma manera, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que los estudios no muestran ninguna indicación de que la exposición ambiental a los campos de radiofrecuencia, como los emitidos por las antenas, incremente el riesgo de esta enfermedad.

7.- Además de las antenas, estos son algunos de los artefactos con los que convivimos y que también producen radiación no ionizante

– Las planchas de ropa, Los celulares, El televisor y el control remoto, Los focos de luz, Lavadoras y secadoras de ropa, Los microondas, refrigeradores, Las computadoras, Las licuadoras y muchos artefactos más,

8.- De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, «hasta la fecha, después de muchas investigaciones realizadas, no se ha establecido ningún vínculo causal entre la exposición a las tecnologías inalámbricas y algún efecto adverso en la salud». La OMS añade que «la exposición a los niveles de radiofrecuencia de las tecnologías actuales resulta en un aumento insignificante en la temperatura del cuerpo humano”

9.- Así que no teman por tener una antena de telefonía celular cerca de su hogar, escuela o centro de trabajo. A los que tienen la idea que con las vacunas anti COVID les implantaran un chip 5G, rueguen que con la segunda vacuna les recarguen saldo. ¡Si después de que todas las noches nos asomamos bajo la cama y no encontramos al COCO, podremos ir concluyendo de que el COCO no existe!

10.- El único peligro que puede representar la telefonía celular o un celular, es que lo dejen olvidado o descuidado y sin bloquear y que caiga en manos de su parejo, pareja o pareje y se de cuenta de que no es la única persona importante en su vida. Solo así adquirirán una cefalea, pero por el zape que se van a llevar.

Hasta la próxima y no abusen de la tecnología, úsenla y no dejen que ella los use a ustedes.

 


Photo by Andrea Abdala on Unsplash

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on whatsapp
Share on email

Otras entradas